Gracias a una lesión en el pie que le impide correr pero no pedalear  y a las 1000 veces que le he dicho que se venga a hacer bici, al final he conseguido que Pere coja la bici. Después de una “excursioncita” a Segart (60 Km), este miércoles hemos subido el Picayo. Y no se ha bajado de la bici, en ningún momento.

perepicayo
Una de las terribles cuestas del final de la subida. No se porque en la foto parece plano.¿?¿?

pere
La única forma de mejorar esta foto era acabar de empeorarla.