Hemos estados unos días (pocos) en el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.
Este parque natural de nombre tan espectacular es muy poco conocido pero es uno de los núcleos mas importantes del barranquismo en toda Europa. En menos de 30 km2 hay casi 100 cañones de todos los niveles, acuáticos o secos, donde poner en juego todas las técnicas que caracterizan esta actividad: rápeles, saltos, oposiciones, toboganes, natación, caos, tramos de canal, mano corriente, desescalada, sifones, etc. Nosotros hicimos un par de barrancos con guía y nos quedamos con ganas de más. Luego subimos a Ordesa a hacer algunas caminatas cortas.

Mi móvil (un Nokia 6210 Navigator con el que hacia la mayor parte de las fotos de este blog) murió en uno de estos barrancos. Fue una muerte bonita para un aparatejo que me acompaño en un millón de aventurillas durante un año. Descanse en paz. Ahora tengo un HTC Legend con Android 2.1 con capacidad para un trillón de canciones, home cinema, dolby surround… vamos un caprichito (umm … hay que ver la tele para entender esta broma)