La ruta Meliana-Oropesa de todos los años (para pasar unos días en Oropesa, es decir noy hay vuelta) es un clásico de todos los años. Este año la novedad es que he conseguido que Vicent me acompañara. Al final casi 5 horas.